Chat with us, powered by LiveChat
8 razones de tomar matcha de forma regular

El arte en la ceremonia del té

by | Matcha Artículos

La cultura del té en Japón y Corea, está fuertemente influenciada por la naturaleza y el arte, en especial por la poesía. Su práctica se ha vuelto un referente no solo cultural, sino social, a un nivel profundo y de íntima conexión con el mundo y sus habitantes.

Ceremonia del Té en Corea

La tienda de Matcha México tiene accesorios, tés en hoja y polvo para hacer la ceremonia de té. Nuestro Matcha viene de la región de Hadong el cual es una región orgánica de hace cientos de años, cuidada por el gobierno y pronto será un patrimonio de la humanidad.  Visita nuestra tienda en línea aquí. Si quieres aprender más sobre el té y realmente adentrarte ese mundo les recomendamos tomar el curso de introducción en CDMX con la academia del té, ve más información aquí. 

En Corea la ceremonia del té, es conocida como darye, que significa “etiqueta para el té” o “rito del té del día“. El elemento principal de la ceremonia coreana es la naturalidad con la que se procura disfrutar del té, dentro de un ambiente sencillo y en equilibrio con los sentidos, guardando la formalidad necesaria al momento de su preparación y consumo.

La ceremonia coreana del té está dotada de un refinamiento y estética muy superior a otras culturas, sus movimientos coreográficos sólo se asemejan a la elegancia formal de un servicio de té japonés.

Corea es uno de los lugares de Asia dónde el darye nunca fue exclusivo de las altas esferas sociales o guerreros. Durante la dinastía Koryo, todos los habitantes disfrutaban de la ceremonia del té, incluidas las ceremonias llevadas a cabo a las estatuas de Buda en los templos, a las que se les conocía como Hon-ta.

Desde entonces y a pesar de los cambios de dinastías y las represiones sociales, la forma de consumir té conservó una gran influencia budista, que renació junto a Hyo Dang, quien sentó las bases del consumo del té en su libro «The korean way of tea». Hyo Dang dedicó su vida al arte del té en Corea, además de implementar un método para consumir el té con naturalidad y el corazón abierto, mejor conocido como Panyaro, el cual induce al disfrute del té para fortalecer y purificar el cuerpo y la mente, manteniendo su práctica abierta a todo el mundo sin distinciones. Panyaro no es una ceremonia del té en si, es la forma en que ha de ser ofrecido y recibido, disfrutando de un ambiente sereno, uniendo el espíritu del corazón a la mente, expresándose naturalmente, con simplicidad, firmeza, moderación, flexibilidad y gratitud.

Kim Nam-jo reconocida poetisa coreana, dedicada a exaltar el amor, entre la pareja, el ser humano y el Ser absoluto

La belleza de la ceremonia coreana del té y su cercanía al alma humana, puede apreciarse también en la delicadeza de su poesía, a través de las palabras de Kim Nam-jo.

Debo ir a la estepa,
junto al viento gigante;
en silencio, mirar al horizonte;
ojos, cerebro, corazón
y éste espíritu rendido.
Todos juntos allí.

Ceremonia del Té en Japón

La ceremonia japonesa del té, es conocida como «El Camino del Té», una actividad que implica la preparación ceremonial y la presentación del té verde en polvo: matcha.

Los japoneses llaman a esta ceremonia chanoyu o chadō y al arte de ser ejecutada, otemae. En Japón el budismo zen ha sido de gran influencia en el desarrollo de la ceremonia del té, captando todos los elementos de la filosofía japonesa, así como de la belleza artística que entrelaza cuatro principios: la armonía, el respeto, la pureza, y la tranquilidad. A través del chanoyu se nutren los sentidos cuando se disfruta de la preparación del té. La concentración y delicadeza en cada movimiento, incita a estar presentes en todo momento, alertas a lo que se encuentra alrededor y por tanto al disfrute de una vida más armoniosa.

Tsurayuki fue poeta, y escritor, así como el principal compilador de la primera Antología de la poesía japonesa Kokinshu. Escribió desde la posición de la mujer, un diario, con el que sentó las bases para la literatura femenina en el periodo Heian.

Una de las características principales del camino del té, es su relación con los fenómenos naturales y los cuatro cambios de estación. Tsuyaruki expresa esta comunión entre la naturaleza y las personas cuando dice:

“La poesía de Japón tiene su semilla en el corazón humano donde germina hasta crecer en las hojas de las innumerables palabras. Los que vivimos en el mundo nos hallamos afectados por muchas experiencias expresando con la exuberancia de la vegetación de las palabras lo que vemos y oímos”.

Referencias Bibliográficas:

  • Chado, the Way of Tea: A Japanese Tea Master’s Almanac/ Sasaki Sanm.

  • The Story of Tea: A Cultural History and Drinking Guide/ Mary Lou Heiss, Robert J. Heissi.

  • Kokinshū/ Ki no Tsurayaki.

  • Antología poética/Kim Nam-jo.

¡Si te gustó lo que leiste, por favor compártelo!

Carrito